Cómo quitar el papel pintado: consejos

Cuando por fin hemos decidido cambiar el estilo de alguna habitación de casa, nos encontramos con la engorrosa tarea de tener que quitar el papel pintado de la pared. Lo más importante en estos casos es, además de no malgastar un tiempo excesivo en la tarea, no estropear la pared dejando demasiados residuos del papel pintado.

Dependiendo del tipo de papel pintado que tengamos en la pared, podremos quitarlo fácilmente o nos costará un poco más de trabajo retirarlo. Si el papel pintado es moderno (papel pintado extraíble), será muy fácil retirarlo, ya que ha sido diseñado para ello. Por el contrario, si el papel pintado es antiguo, es seguro que necesitaremos aplicarle alguna solución para disolver poco a poco el pegamento y poder quitar el papel pintado. 

papel pintado

También es importante tener en cuenta el tipo de pared sobre la que está pegado el papel pintado.

  • En paredes hechas de yeso, suele ser más sencillo quitar el papel pintado raspándolo poco a poco
  • En paredes hechas de cartón yeso, normalmente conocido como Pladur, puede ser más difícil retirar el papel pintado, ya que esta superficie es más proclive a sufrir daños.

Distintas formas de quitar el papel pintado

La primera forma para quitar el papel pintado que te propongo es utilizar vapor. Este método es recomendable si se tiene que quitar una gran cantidad de papel pintado, ya que necesitaremos de una máquina que produzca vapor que podamos focalizar en la pared. Esta máquina es conocida por todos como “vaporeta”. Para empezar el proceso se deberá colocar la parte por donde sale el vapor frente al inicio del papel pintado (parte inferior) y dejar que el vapor penetre durante unos segundos en el papel reactivando de esta forma la cola antigua. Con cuidado, podremos empezar a retirar el papel pintado de esa zona, pudiendo hacer falta en alguna ocasión una espátula.

El proceso deberá repetirse poco a poco en cada parte de la pared que tenga papel pintado. Esta especie de decapante a vapor consigue que en el interior del papel pintado se cree una humedad que reblandezca el mismo y su pegamento, consiguiendo así que sea más fácil de retirar.

Hay que tener cuidado, ya que si el papel contiene adornos con colorantes puede que al humedecerlo éstos manchen la pared. Es recomendable hacer una prueba en primer lugar en alguna parte de la habitación no muy visible (detrás de un mueble por ejemplo).

Otra forma de quitar el papel pintado consiste en utilizar una mezcla de suavizante con agua caliente. El procedimiento consiste en empapar un rodillo para después aplicar la mezcla sobre la pared y de esta forma humedecerla. También podemos aplicarlo más poco a poco con la ayuda de un vaporizador.

Tras esperar unos 15 o 20 minutos a que el papel pintado se haya reblandecido, podremos empezar a retirar el papel pintado con cuidado.
Un truco popular para quitar el papel pintado de la pared que también te puede dar buenos resultados es la utilización de una mezcla de agua y vinagre que conseguirá reblandecer el papel pintado haciéndolo así más fácil de retirar.

vinagre

Como verás, la clave para quitar el papel pintado reside en humedecer el mismo con agua caliente o vapor para conseguir que el pegamento se reblandezca y podamos de esta forma quitar el papel pintado.

Por último, quería recomendarte un artículo de este blog que puede resultarte interesante, sobre todo si estás pensando en darle un nuevo aire a tu hogar. Descubre como crear recibidores con encanto aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies