Viene el invierno: acondiciona tu casa.

De cara al invierno hay varias cosas que debemos hacer para mantener nuestro hogar en unas buenas y confortables condiciones para evitar desperdiciar una gran cantidad de energía y ahorrar dinero al mismo tiempo

En los meses más fríos del año, los errores más comunes que se cometen en los hogares son intentar mantener una temperatura constante durante todo el día, cuando no es necesario que la casa esté a la misma temperatura por la noche o por el día. El uso de un termostato programable resulta muy útil y económico para optimizar la temperatura en función de las horas en que nos encontraremos en casa, pudiendo aumentar la temperatura cuando se vaya el sol y ahorrarla al medio día, cuando calor nos proporciona el sol.

Otro error es subir en exceso la temperatura para calentar la casa antes de nuestra llegada. Poner el termostato a una temperatura muy por encima de lo recomendado para que la casa entre en calor lo antes posible al contrario de lo que pueda parecer, no conseguirá que la vivienda entre en calor antes, sino que tardará el mismo tiempo en alcanzar los grados óptimos. Elevando la temperatura del termostato lo único que conseguiremos es que la casa se recaliente, porque el sistema de calefacción continuará calentando la casa, además de malgastar una gran cantidad de energía y por tanto, de dinero.

Las ventanas pueden ser un punto de fuga de calor de una vivienda. Pero en caso de que se esté produciendo una fuga de calor por este punto no es necesario su sustitución para mejorar este aspecto y evitar la pérdida de calor, ya que esto resultaría caro y complicado. Una solución rápida, eficaz y económica sería reparar las juntas de puertas y ventanas con burletes aislantes para puertas, de forma que se consiga el aislamiento de la vivienda.

burlete aislante

De esta forma se consigue un ahorro considerable en la factura de la calefacción, hasta un 15% en esta partida al evitar los escapes de la calefacción y poder alcanzar los grados óptimos en la vivienda sin elevar en exceso el termostato.

Existe toda una gama de Burletes para poder utilizar en función de las holguras que tengamos que reparar. Por ejemplo para holguras de tamaño medio de 1 a 3mm podemos utilizar un burlete que existe que es el tipo E, y para las de tamaño superior de 2 a 5mm el que se conoce como tipo P. Aun así existe otro tipo que llegaría a cubrir hasta huecos de 7mm.

Además los hay en distintos colores para evitar en la medida de lo posible el distorsionar la estética de la vivienda. Principalmente los hay en color blanco y marrón, aunque también en transparente para ventanas y puertas de distintos colores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies